Aeropuerto de Ibiza

Sant Jordi de ses Salines, Islas Baleares
Maître d'ouvrage
AENA - Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea
Programme
Restructuración y Cambio de imagen de las zonas publicas y comerciales del Aeropuerto
Surfaces
14.000 m2
Procédure
Misión bajo Concurso
Calendrier
Concurso: 01/2007
Proyecto: 2007-2008
Obra: 2008-2009
Architecte mandataire
MAAC
Architecte partenaire
_
Architecte d'intérieur
MAAC
Project manager
AENA
Année
2008
Statut

Concepto

[ibiza culture]                          

Como acordado en la oferta publica de AENA se plantearon varios esquemas de recorrido del pasajero, desde tipologias clasicas tipo galeria hasta trabajar e incluir elementos urbanos como la plaza o la fachada activa. La idea principal ha sido siempre enfocar la reorganización de todas la huellas comerciales dentro del recorrido, tomando en cuenta el carácter estacional de este aeropuerto y sobre todo, lo que hemos llamado “filtro cultural” de Ibiza.

El contacto con la isla , sus habitantes, sus visitantes, el equipo del aeropuerto nos han llevado hacia una imagen plural de la Isla. No hemos considerado una Ibiza, la tradicional, la de la discotecas, la familial, la bajo coste, la medioambiental, sino un encuentro entre culturas, entre tradición y modernidad, mezclando tipologias, arquitecturas y materiales.

Afirmamos que Ibiza es un espacio diferente y su aeropuerto tiene que ser una pequeña parcela de la isla, un inico, un primer paso o la continuidad, el ultimo recuerdo de un viaje diferente.

 

Resolución Arquitectónica

[plaza activa]

La actuación se divise en tres zonas principales:

  • La planta baja: zona de acceso y facturación
  • La planta Alta: zona lado Tierra antes de filtro
  • La planta Alta: zona lado Aire  después de filtro

El cambio de imagen empieza en el Patio de Acceso con un trabajo importante de visual merchandising sobre las tiendas del Aeropuerto y la colocación de su Logo en 3 dimensiones

Como escutura a macro-escala. A la subida al la planta de acceso a las puertas de embarque, el pasajero esta directamente en contacto visual con las salinas, trabajado como un cuadro en este espacio fluido. El paisaje de las Salinas funcionan como un hilo conductor, una tela de fondo que aparece puntualmente entre los quioscos comerciales, en las zonas de descanso pensadas como pequeño patios alrededor de un olivo. La arquitectura de los quioscos utiliza el vocabulario de las casas ibizencas, sus curvas, su blancura, pero actualizadas, tanto al nivel de diseño que de material. La Isla central de descanso de la zona Tierra  es también una referencia a la Isla. Pensada como un “lounge” o “Chillout” según el vocabulario de la Isla, permite a los pasajeros una ultima parada alrededor de un quisco de música antes de pasar el filtro.

La zona Aire, después de filtro se organiza entre una larga fachada comercial y la pasarela de recorrido operativo. Esta pensada como un plaza activa donde se alternan quioscos y espacios de estancia operativa. Esta interpenetración permite un sentimiento de proximidad, de permeabilidad que da al pasajero una gran libertad en los últimos momentos antes de viajar.